Tu envío es gratis a partir de 100€
Motivación sin competiciones

ciclismo, coronavirus, covid-19, empezar a entrenar, pandemia, post coronavirus, post covid-19 -

Motivación sin competiciones

Nos está pasando a todos, las competiciones a las que estábamos inscritos esta temporada están viéndose arrastradas a la anulación por un “Tsunami” causado por el dichoso “bicho”. La pregunta que todos nos hacemos es; ¿y ahora qué?.

A todos nos pasa, fijamos nuestro entrenamiento y preparación de temporada hacia un objetivo determinado, establecemos pruebas de preparación, nos organizamos con la familia e incluso, en algunos casos, pedimos las vacaciones en el trabajo para poder irnos unos días con calma hacia la localización de turno donde se celebra nuestra prueba objetivo. 

Todo eso se ha visto truncado este año, nuestra rutina de entrenamiento, y nuestra vida (porque no lo olvidemos somos amateurs y tenemos vida paralela al deporte) se ha visto modificada súbitamente por algo completamente imprevisto.

Son una gran mayoría los deportistas a los que entreno que me comentan que han perdido las ganas y la motivación necesarias para entrenar de forma constante, de sacar las energías y el tiempo que antes con gusto buscaban organizándose en casa para madrugar o entrenar después del trabajo. 

Los cambios siempre son cuesta arriba al principio, hay que adaptarse y cambiar nuestros hábitos y manera de pensar, no es fácil, sobre todo al principio. Pero sin duda merecen la pena si queremos seguir avanzando o por el contrario abandonarnos a nuestra suerte.

Siempre que alguno de mis deportistas me argumentan esto (algo que cada día nos afecta a más personas), yo siempre les muestro las siguientes claves:

Una temporada sin competiciones no tiene porque ser una temporada en blanco

Es una oportunidad única para entrenar aquella adaptación o adaptaciones en las que flojeamos más. Como ejemplos: los periodos de base que son más tediosos de entrenar en ciclismo o triatlón al coincidir con los meses de frío y poca luz, los podemos preparar con más tiempo de antelación, o llegar a ese periodo con una base fisiológica mejor y más preparada que nos permita aumentar nuestro rendimiento. Por otro lado, si nuestro punto débil son los puertos y sabemos que nuestra prueba objetivo los tiene y marcan el resultado, podemos aprovechar estos meses de buen tiempo para trabajar duro en esta parte de la preparación.

Los objetivos deben cambiar en cuanto a su finalidad

Ahora no debemos perseguir una marca o una cifra concreta, sino establecer objetivos en cuanto a nuestras características como deportista (bajar de peso, conseguir un determinado FTP, mover unos vatios/kilo concretos, etc), de esta manera contribuiremos directamente a que nuestras futuras preparaciones se hagan desde un punto inicial más completo y nos permitan subir un par de escalones en nuestro rendimiento.

Existe un periodo mínimo para preparar una temporada

Todos sabemos que si no hacemos un tiempo mínimo de preparación no conseguiremos mejorar o incluso terminar una prueba de fondo o ultra fondo. Pero este periodo “obligatorio” (vamos a decir) es un tiempo que debemos hacer como mínimo para obtener resultados, los tiempos máximos no existen y nos pueden ayudar (si elegimos bien las cargas) para aumentar nuestro rendimiento el día señalado.

Tenemos un tiempo vital para analizar lo que hemos trabajado en otras temporadas y cuál ha sido su resultado

Con muchos deportistas me encuentro la misma situación, llevan entrenando igual años, cometiendo los mismos errores y básicamente obteniendo malos resultados una y otra vez. Si este es nuestro caso, podemos aprovechar estos meses para analizar que hemos hecho, que hemos dejado de hacer y sobre todo como lo hemos hecho, de tal manera que seamos capaces de extraer conclusiones a nuestra preparación y ver que déficit hemos tenido y donde incidir con más insistencia.

La planificación es la clave

Saber identificar objetivos realistas a nuestro estado de forma, calcular cuantas semanas nos va a llevar obtener dichos resultados y sobre todo, seleccionar las cargas adecuadas sobre las que trabajar son las claves para una correcta preparación. Muchos piensan que entrenando más kilómetros o subiendo más puertos se hacen mejor las cosas, nada más lejos de la verdad, en deportistas amateurs (incluso en determinados puntos de la preparación de deportistas de alto nivel) a veces menos es más. 

La relación entre esfuerzo y descanso, la variabilidad en el entrenamiento, la progresión de la carga de trabajo, el tipo de planificación a utilizar en cada momento de la preparación, ¿te suena a chino alguno de estos conceptos? Ponte en manos de un profesional titulado y avalado en entrenamiento deportivo, verás como mejoras desde las primeras semanas.


La visualización de un objetivo

Nos dará el empujón necesario cuando flaquee la motivación. Ante un hecho tan inesperado y cambiante como este tenemos dos opciones; o quedarnos de brazos cruzados “viendo la vida pasar” y convirtiéndonos en bolitas de grasa o vernos a nosotros mismos cruzando las metas que este año no hemos podido cruzar, con una preparación, que si elegimos y preparamos bien nos puede hacer llegar en un momento de forma exquisito como nunca antes hemos tenido, de nosotros depende un escenario u otro. Siempre digo lo mismo, si deportistas profesionales que se juegan tanto dinero y prestigio son capaces de cambiar el chip, reiniciarse y fijar nuevos objetivos futuros, ¿cómo no vamos a ser capaces nosotros que no nos jugamos absolutamente nada salvo probarnos y superarnos?.




Espero haber podido arrojar un poco de luz entre toda esta “marabunta” que vivimos hoy día, yo mismo he visto la oportunidad de mejorarme a mi mismo y obtener un nivel que no tuve antes, trabajo día a día y procuro motivar a mis deportistas para que sigan mi estela, no podemos dejar llevarnos por sensaciones negativas y des moralizantes que no llevan más que a la autodestrucción.

 

Fija tus nuevos objetivos tanto a largo como a corto plazo, ves cumpliendo pequeños retos y trabaja duro para conseguir un nivel que no habías conocido hasta ahora, toma este tiempo que se nos ha “regalado” como una oportunidad para superarte y no caigas en la desidia y la dejadez, ¡Sabes que en el deporte nadie te regalara nada! Tú eres actor principal en esta obra.

 

Si necesitas ayuda para orientar tu preparación o buscas entrenador que pueda guiarte para afrontar la nueva temporada, estaré encantado de poder ayudarte, consúltame sin compromiso en la siguiente dirección de correo electrónico: bestyourself@outlook.es o en mi página web: www.bestyourselftraining.com (Operativa próximamente).

 

Manuel Brihuega Jiménez - Director técnico y entrenador.

Autor: Manuel Brihuega Jiménez - Director técnico y entrenador.